Ingrese texto de busqueda

20/03/2019 14:29 | Liga Nacional

Conde de salvación

Atenas resurgió en un buen juego y ganó tras cinco partidos con derrota. Venció a Ferro 77 - 76 de la mano de Herrmann con 14 pts y 9 reb. El griego tuvo un gran tercer cuarto (17-9) para tomar la ventaja y aguantar hasta el final. Cuatro jugadores superaron el doble dígito.
Autor:Juan Pablo Casas (especial para www.pickandroll.com.ar)
Conde de salvación

Fue Ferro el que marcó el dominio inicial del partido. Con un triple de Mitchell y otro de Orresta, la visita tomó la distancia de 0-6 en los primeros segundos del partido, mientras Atenas lograba el descuento, con un doble de Herrmann recibiendo en el poste bajo. Después de esa conversión por parte del equipo cordobés, los dirigidos por Hernán Laginestra marcaron un parcial de 0-8 para escaparse nuevamente en los números.

Sin embargo, y a pesar del buen pasaje de Mitchell en la visita (8 puntos), Atenas acusó el golpe, reaccionó y peleó con amor propio descontando primero la diferencia y hasta liderando el juego por primera vez en el tanteador, con un sólido ingreso desde la banca de Franco Baralle (6 puntos). El Griego estuvo arriba en los números 25-24 a falta de 41 segundos, pero un pequeño reaccionar de Ferro, dejó arriba a los de Caballito 25-27, cerrando el primer cuarto.

En el segundo período, Ferro marcó un parcial inicial de 0-4, lo que le permitió tomar mayor diferencia en el marcador, ante un conjunto cordobés que nuevamente debía “correr” de atrás a un rival que estaba bien en los lanzamientos de campo (17/32 en la primera mitad) y que dominaba la lucha rebotera (14-21). Los dirigidos por Arduh apostaban a las respuestas que encontraban desde el banco de suplentes para pelearle el encuentro de igual a igual al tercero de la tabla de colocaciones.

Conde de salvación

Y así fue. Atenas ganó en ese rubro 18 a 12 y eso le sirvió para batallar en esa primera mitad, mantenerse a tiro de Ferro e igualar otra vez las acciones en 33, pasando al frente nuevamente a falta de pocos segundos (46-45) con un triple de Herrmann, que terminó la primera mitad con 10 puntos. Pero, otra vez, el local no logró mantener esa diferencia y Ferro, con Mitchell, Orresta y Fierro como abanderados (10, 9 y 9 puntos, respectivamente) se fue al descanso largo arriba 46-47.

El retorno desde los vestuarios mostró la mejor versión de Atenas en el partido, no sólo ofensivamente sino también en su sector defensivo, desde donde le creó grandes problemas a su rival. A Ferro se le hizo completamente difícil llegar con facilidad al cesto cordobés, algo que había logrado en varios pasajes del primer tiempo con salidas rápidas, y eso se notó en el marcador.

El Griego defendió fuerte y eso le dio facilidades para llegar al metal visitante. El equipo dirigido por Arduh sólo le permitió nueve puntos a Ferro en esos diez minutos y en ataque, Atenas marcó 17 con Herrmann como pilar de ataque, además de hacerse cargo de la actividad rebotera, estadística en la que el local pasó a comandar (31-29) dando paso a otro panorama en el partido.

Conde de salvación

Ese nuevo panorama mostró en el último cuarto a un Ferro que debió salir a dar vuelta el marcador (63-56) con el que iniciaron los últimos diez minutos gracias al gran trabajo hecho por Atenas en el segmento anterior. Y el bando dirigido por Laginestra comenzaron su tarea en ese período con un parcial de 0-5 (un doble y un triple de Mitchell), lo cual alertó a Atenas para volver a trabajar nuevamente de manera coordinada en ataque y defensa.

El Griego logró mantener su supremacía, pero debió seguir peleando para que Ferro no se acercara de manera peligrosa, situación que se produjo en el tramo final del partido, cuando la visita se puso abajo en los números 77-74. Con ese marcador, la visita tuvo la última del juego, no pudo de tres y Mitchell marcó el último doble del partido.

Conde de salvación

Así, Atenas volvió a la victoria. Quizás sin dar muestras de gran básquetbol, pero sí con momentos, como el del tercer cuarto, que le dan algo de alivio a Arduh y compañía, en un camino largo y con muchas piedras para el Griego.

Juan Pablo Casas
Pick&Roll