• 23-10-2021
  • Buenos Aires, 15°C

Vamos por la segunda

Otro momento épico para el básquet argentino a nivel clubes. La oportunidad de coronarse campeón Intercontinental, un lujo que poseen pocos y ni hablar si contamos nuestras preseas. La copa y definición, la cual sufrió diferentes denominaciones y formatos.

Tiene su historia desde 1965 cuando Corinthians y Real Madrid chocaron con victoria de los brasileros 118 – 109. De hecho la supremacía de los europeos es muy clara y es justamente el Madrid, con 5 títulos, quien aparece en lo más alto de la competencia junto a Varese (3 títulos entre 1966 y 1973).

En los últimos años el torneo se fue modificando, hubo idas y vueltas entre los conjuntos americanos y europeos sumado a un cuarteto de elencos como sucedió hasta el año anterior. De las últimas 13 ediciones, apenas hubo tres campeones de América, incluyendo un argentino.

Una de las series más recordadas fue la que protagonizaron Real Madrid y Baurú en 2015 con victoria del brasilero 91 – 90 pero derrota 91 – 79 y torneo para los españoles. Un año antes el Flamengo de Laprovittola (Goleador y MVP) se coronó al derrotar a Maccabi Electra en el global tras los dos encuentros disputados.

Las últimas ediciones, con presencia de San Lorenzo, hubo cuadro de semifinales. El equipo azulgrana no pudo superar la instancia inicial pero se quedó con dos podios. En 2019 perdió ante AEK de Grecia 86 – 64, quien luego sería el campeón tras dominar a Flamengo. En 2020 cayó ante Virtus Bologna 75 – 57 con una mala segunda mitad para terminar también tercero e Iberostar Tenerife consagrado campeón.

¿CÓMO NOS FUE EN LAS FINALES?

Solo tres equipos argentinos habían llegado a una definición de la Copa Intercontinental. Ellos son Obras Sanitarias, Ferro Carrill Oeste y Olimpia de Venado Tuerto. El tachero fue el que más veces jugó la final (3) con un trofeo en sus manos y un par de subcampeonatos.

En 1978 arrancó la aventura para Obras. Jugó como local en su formato de cinco equipos. Obras y Real Madrid llegaron invictos a la definición y finalmente los europeos ganaron en suplementario 104 – 103 para coronarse en Buenos Aires.

En 1983 en cancha de Obras jugó el local junto a cinco conjuntos más. Ganó todos sus compromisos, el último ante Pallacanestro Cantú 89 – 76 con 18 pts de Pellegrino. Un elenco que tenía, entre otros, a Campana, Cadillac, Romano, Raffaelli y Camisassa.

Un año después nuevamente fue parte de la definición. En 1984 el torneo se disputó en Brasil pero sin el mismo final. Obras arrancó con un par de éxitos, cedió en sus siguientes compromisos y quedó detrás del nuevo campeón Virtus Roma.

Ferro carril Oeste fue el siguiente protagonista. Uno de los grandes equipos de argentina en los 80’ y estuvo muy cerca de conseguir el título en Buenos Aires. Llegó a la definición tras vencer al Corinthian 103 – 84 y jugar ante Zalgiris Kaunas la definición.

Un verdadero partidazo, donde el equipo de Luís Martínez cerró 46 – 45 al primera parte pero no pudo quedarse con el éxito. Cayó 84 – 78 a pesar de los 24 pts de Cortijo y 18 de González. Del otro lado un tal Arvydas Sabonis fue la figura y goleador con 26 pts.

Por último, recordar lo ocurrido con Olimpia de Venado Tuerto. Recién en 1996. El equipo santafesino llegó tras ganar la Liga Sudamericana en dos impresionantes partidos ante Corinthians con Racca como MVP. Se disputó la modalidad de ida y vuelta en América y luego Europa.

Primero en Rosario donde Olimpia dio el batacazo al ganarle Olympiacos 89 – 83 con 25 pts de Racca y 21 pts de Jadlow. El segundo partido, ya en Grecia, fue victoria del local 83 – 78 con 30 pts Alvertis y 23 pts de Victoriano. En el decisivo encuentro, los anfitriones dominaron 101 – 76 a pesar de los 28 pts de Racca.

José Fiebig

@Josefiebig

COMENTARIOS (0)

DEJA UN COMENTARIO