• 24-07-2024
  • Buenos Aires, 15°C

Al don Pirulero

Los intereses signados sobre la figura de Paolo Quinteros quizás juegue en contra del jugador, que por estas horas puede terminar o bien en Europa o sin jugar dos años. Lo cierto es que en un mercado necesitado de figuras Quinteros se erige como un paradigma. Todos lo quieren, por eso está tan complicada la situación.

La Unión de Colón, club que tiene los derechos federativos del jugador lo cedió a préstamo a Estudiantes de Olavarría, con quien acaba de cumplir dos temporadas completas.

Un club en la República Argentina no puede ceder más de tres años a un jugador a préstamo, ya que después de ese tiempo se convierte en pase definitivo. Y Paolo ya suma dos temporadas en esa condición. También al sumar 26 años de edad el jugador se queda con su pase en la mano, salvo contrato por más de una temporada. Quinteros el 15 de enero cumplió 23 años.

Estudiantes de Olavarría tiene un contrato con el jugador de 40 mil pesos por temporada y le adeuda cerca de 16 mil pesos. Si el “Bataráz” paga la deuda y arregla con La Unión de colón por el pase definitivo se queda con el jugador.

El arreglo de la Asociación de Jugadores con la Asociación de Clubes flexibiliza el pago de las deudas en cuotas y no exige el dinero todo junto, y obviamente beneficia a Estudiantes de Olavarría, ya que mediante una carta documento puede responderle al jugador la forma de pago de la deuda. Estaría avalada y sería correcto.

Por lo que, si se ponen de acuerdo con la Unión de Colón en el pase, Paolo se queda en Olavarría donde tiene un contrato por año más. Pero como los derechos federativos son de La Unión, hoy el pase habría aumentado de 60 mil a 100 mil pesos. Y aquí comienzan las trabas.

Boca Juniors, Libertad y Quilmes (Atenas también estaría interesado) pretenden al jugador. Pero en tanto no arregle su desvinculación de Estudiantes estarían “tercerizando” en el problema. Por otra parte, fuentes cercanas a Pick and Roll, sostienen que Daniel Trapani, encargado máximo del básquetbol de Estudiantes, no estaría muy seguro si abonando la deuda, incluso arreglando con La Unión el pase mediante cesión de derechos televisivos, el jugador se haga presente en Olavarría.

Por lo tanto la situación se dilata y los demás clubes no pueden entrar en juego. El representante del jugador, Nino Burgan, lo llevó a Uruguay a entrenar al equipo de Trouville, pero no puede ficharlo en ningún club hasta tanto no se resuelva a quien pertenece el jugador.

Entre los clubes que lo quieren, Boca Juniors ya tendría todo arreglado para su incorporación, pero La Unión sigue ejerciendo su derecho sobre el jugador y Boca (o cualquiera) debería abonar el sueldo más el pase, lo que hace casi imposible su contratación.

Finalmente si no se llega a ningún arreglo, Paolo debería presentarse en La Unión de Colón para el próximo Torneo Nacional de Ascenso o bien quedarse dos años sin jugar hasta que se quede con los derechos en su poder.

Pablo Tosal

www.pickandroll.com.ar

COMENTARIOS (0)

DEJA UN COMENTARIO