• 02-12-2022
  • Buenos Aires, 15°C

Quilmes y Peñarol: uno corre, el otro nada

El trabajo físico de base se hace muy duro para los jugadores, pero con las ofertas de paisajes por donde correr, se nota menos. “Parecemos un paquete de pastillas - confesó Juan Manuel Locatelli a Pick and Roll - pero por suerte no tenenos nada, estamos muy bien”.

En este macro ciclo de trabajo físico peñarol le agregó una perlita: los jugadores van al natatorio de Bernardo Frontini (Preparador físico) en diferencia con sus primos de Quilmes que esta mañana abandonaron la arena de Playa Grande para ir a correr a la Laguna de los Padres.

Ambos utilizan hasta un triple turno de tareas, pero Quilmes hace ya una semana que con los cuatro jugadores disponibles (Gil, Cavaco, Arce y Horvath) realizan, por la noche, fundamentos con pelota y esperan por Matías Ibarra y Daniel Farabello.

Hoy irán a Once Unidos, escenario que se remodelará para las exigencias de la próxima competencia.

Por su parte, el equipo del “Negro” Romano, estuvo subiendo y bajando las escaleras y lomas de playa grande, después a la arena y por la tarde pesas. Para mañana la exigencia será en triple turno y por fin, los jugadores tendrán contácto con el balón por primera vez en la pretemporada.

En materia de contrataciones todavía la dirigencia espera por la respuesta de Alejandro Olivares, quien podría ser la quinta y última ficha nacional, por lo menos hasta que se consiga un sponsor más.

Por el lado del cervecero, después de chocar con distintas negativas de Yaya Dia, Macon, Blackwell, todos por el mismo motivo (pedían más dinero), el técnico “Huevo” Sánchez, decidió apostar a extranjeros jóvenes y baratos, ya que desde su estadía en New York, aprovechó para ver varios jugadores. Por fuentes cercanas también se sabe que resurgió el interés por Milton Bell y la ecuación de Internos baratos con Bell de vuelta en el club, cierra.

COMENTARIOS (0)

DEJA UN COMENTARIO