• 01-12-2022
  • Buenos Aires, 15°C

El campeón no necesitaba ayuda

El espectáculo no merecía un cierre tan bochornoso generado por la ineptitud del árbitro Pablo Esteves, en uno de los errores mas inexplicables de los últimos tiempos.

A falta de 50 segundos Peñarol atacaba y el ala pivot de Estudiantes de Olavarría Mc Cray “despejó” una pelota con su rodilla, justo en frente del banco de los suplentes visitante, la pelota fue a parar a manos del técnico Hernández, que agarró con bronca la pelota por no haber podido su dirigido “robarla” (como declarara luego). En ese instante Esteves sale disparado para la mesa de control manifestando que la pelota le pertencecía a estudiantes. El jugador Peñarol más cercano a la pelota estaba a más de un metro. ¿qué habrá visto?.

Lo cierto es que entre protestas y quejas, los último 50 segundos fueron eternos, Peñarol cortó con foul y Owens metió uno sólo. En la réplica erró de tres Moore y en el último ataque de Estudiantes, en los finales 20 segundos, hubo CUATRO fuoles no cobrados de Peñarol para detener el tiempo. Uno de ellos podría haber sido antideportivo. Con lo último “Sepo” llegó a darle la pelota a Mc Cray que selló el resultado. Mientras los jugadores de Peñarol solo miraban a los árbitros que no habían cobrado nada. A esta altura todo era muy tenso y los jueces dieron por terminado el partido.

Antes hubo un partido intenso que fue de mayor a menor. Owens (que debía ser titular) y Bush no jugaron los primeros 10 minutos porque olvidaron sus documentos en Olavarría, entonces hubo que hacer una denuncia policial por extravio que llegó al estadio al comienzo del segundo cuarto. Peñarol comenzó a todo rítmo y llegó a sacar una ventaja de 26-15 con 100% de efectividad. Notable. Pero bastó que el bataraz defendiera un poco más para poner las cosas mas parejas. En este primer tramo, Pricket le ganaba el duelo a Osella y Moore a Logrippo. Fernando Rodríguez goleaba, “Tato” la pasaba y todos defendían.

No obstante, Peñarol comenzó a perder la línea de juego. Moore tomó muchas acciones individuales y el Ingreso de Mc Cray y Owens potenció al juego interior de Estudiantes (en defensa y en ataque).La increible efectividad del primer caurto le dio paso a los errores y tiros forzados o mal tomados (7/17 de cancha y sin tiros libres). De apoco, jugando el mejor basquet de la noche, la visita hizo un muy buen juego de pases para vulnerar la zona defensiva del local. Como Peñarol atacó mal, estudiantes corría el contrataque y el primer tiempo lo perdió por 47-41.

En el segundo tiempo, de la mano del coraje de Fernando Rodríguez para atacar, la aparición en el juego de Pricket y el aporte que trajo Mauricio Hedman desde el banco hizo que Peñarol cambiara su cara. El partido se tornó mas lento y más peleado. Mientras que la visita se sostuvo con oportunos triples de Ruiz Moreno, Owens y Bush

.

Sobre el final, el campeón encontró respuestas en sus individualidades cuando el juego de equipo comenzó a flaquear, y Peñarol extraño muchismo a Pittman, que bien tomado por “Gaby” Díaz, nunca pudo recibir con comodidad el balón. Los hermanos Rodríguez cargaron la mochila ofensiva del equipo, mientras que Paolo Quinteros volvió muy enchufado para sostener a su equipo.

Despúes llegó el final comentado, que no le robó el partido a Peñarol, le quitó, eso sí, la iluisón de haber perdido o ganado por méritos propios. Algo que determinó Esteves.

Peñarol (85) : P.S. Rodríguez (15), C.F. Rodríguez (23 ), J. Pittman (16), T. Moore (12), J. Prickett (12), formación inicial; L. Ligouri, J.P. Sánchez y M. Hedman (7). Entrenador, Carlos Romano.

Estudiantes (92) : S. Ginóbili (3), G. Díaz (14), P. Quinteros (15), D. Logrippo (4), y Osella (6) formación inicial; T. Owens (14), D. Mc Cray (11), L. Ruiz Moreno (16), R. Lorenzo (16) y C. Bush (9). Entrenador, Sergio Hernández.

Cuartos: Peñarol, 26-20; 41-47 y 65-70.

Arbitros: Pablo Estévez y Mario Tenti.

Pablo Tosal

COMENTARIOS (0)

DEJA UN COMENTARIO