• 24-06-2022
  • Buenos Aires, 15°C

El penta del Ciclón

San Lorenzo logró lo inesperado: Consagrarse por quinta vez consecutiva campeón de la Liga Nacional. Pasó a ser el segundo club (junto a Peñarol) con más consagraciones dentro del torneo. Además de los seis títulos seguidos para Nicolás Aguirre (1 con Quimsa, 5 con San Lorenzo) desde la 14-15 en adelante. El elenco de Silvio Santander no fue el equipo dominante de otros torneos pero contó con un cierre de lujo en Buenos Aires, sede de las finales ante Quimsa.

La Liga tuvo ciertas interrupciones por los casos covid. Su regreso en pleno noviembre, y luego un pequeño parate hasta diciembre hasta aliviar la situación para jugar de modo burbuja y con las fases finales en Buenos Aires. San Lorenzo cerró segundo con marca de 28-10 debajo de Quimsa, quien dominó el torneo y hasta tuvo un récord positivo sobre el azulgrana.

El ciclón contó con la vuelta de Aguirre desde México, más el aplomo de una figura en pleno ascenso como José Vildoza más un cúmulo de nacionales a gran nivel como Acuña, Hernández y Romano sumado a Maldonado, quien luego dejaría el equipo. Pasajes claves de Fjellerup, Piñero y DeFelippo siendo demasiado para todo el torneo nuevamente más allá del gran equipo con el cual contaba Quimsa.

San Lorenzo jugó sin extranjeros y generando en sus nacionales un protagonismo total. Varios de hechos sin consagraciones nacionales y buscando su primer estampa dorada en la Liga. Quimsa con el uno en sus manos, sin la localía en su provincia pero enormes fortalezas que lo colocaban, inclusive, un paso por encima del ciclón. Así y todo, San lorenzo se valió de su jerarquía, experiencia y jugadores que saben cuando y como actuar en las finales.

San Lorenzo llegó cómodo a semifinales. Barrió a un irregular Instituto casi sin problemas 2-0 para meterse en una serie sumamente tensa y disputada. De hecho comenzó perdiendo ante San Martín como local 90 - 73. Devolvió gentilezas con una fantástica producción hasta llegar al tercer y definitivo encuentro. Allí hubo una gran paridad con muchas chances para los correntinos pero en el cierre San Lorenzo se lo llevó 72 - 69 para nuevamente meterse en la definición del torneo y, como se esperaba, siendo Quimsa su rival de turno en Buenos Aires.

Fueron cinco partidos impactantes. Quimsa impuso su rigor de juego, físico y defensivo para ganar 75 - 68 con Robinson como figura. De hecho, dejó pasar una gran chance en el segundo juego y lo revivió a San Lorenzo para el 81 - 72 y empatar la serie. San Lorenzo mostró su mejor nivel en el tercer partido, agresivo en ambos costados, con mucho gol externo y finalmente ganar 89 - 66 para quedar a tiro del torneo.

Quimsa mejoró adelante, tuvo recursos, un mejor cierre pero mucho desgaste para el 90 - 83 obtenido. Así llegamos al quinto encuentro. Quimsa con la ventaja en casi todo momento, cerró 40 - 30 el primer tiempo pero las cosas variaron. Vildoza se puso la capa de héroe (11 pts en el 3c) sumado a Aguirre a puro juego y elegancia para recortar de 53 - 39 abajo a solamente 62 - 58.

San Lorenzo lo igualó, se intercambiaron ventajas, Piñero con un triple fundamental para empatar el partido a 45° y de hecho generar un 11-0 para tener renta de 76-70. Quimsa no se dio por vencido, Baralle como eje, San Lorenzo con un par de errores en la presión y el juego igualado en 77. Tensión al máximo.

Romano fue letal con un par de acciones y sobre el cierre anotar el bombazo del torneo desde la esquina para inclinar la balanza. Vildoza tuvo la bola y Acuña supo desprenderse a tiempo para el triple del juninense. Cosolito caminó en la siguiente acción tras dudar con el tiro externo y finalmente ser todo de San Lorenzo con Vildoza como MVP y haciendo historia, otra vez.

José Fiebig

@Josefiebig

COMENTARIOS (0)

DEJA UN COMENTARIO