• 23-06-2024
  • Buenos Aires, 15°C

Sufre pero suma

El encuentro tardó algunos minutos en tomar forma, con un inicio trabado. Con el correr del parcial, el local mostró sus cartas desde la conducción de Nicolás De Los Santos (8) desequilibrando en el uno contra uno y participando en todas las ofensivas con ocho de los primeros 11 puntos y una asistencia.

Por parte de la visita, el elenco dirigido por Martín Villagrán gozó de buena efectividad (6/7 en los primeros 7 minutos), con De Vaughn (8) y Webster (5) como primeras alternativas. En un parcial parejo, el dueño de casa perdió la lucha rebotera (11 - 7), pero sí aprovechó las pérdidas de su rival (5) para enhebrar un parcial de 6 a 0 le permitió cerrar el capítulo con todo en pardas, 21 a 21.

El inicio del segundo chico fue una continuidad de un juego sin dueño. Con poca efectividad desde los 6.75, el elenco sureño se apoyó en la búsqueda de puntos cerca del aro con Nazione y principalmente con De Vaughn.

El buen andar de la visita se extendió con un parcial de 13 a 4, que obligó a González a parar las acciones, darle el reingreso a De Los Santos e intentar recuperar circulación en ataque. La apuesta lógica no terminó de darle forma a la reacción de Riachuelo, contra un equipo que ganó en confianza con sus foráneos, sumado a la injerencia de Toretta (7), para irse al descanso largo al frente por 41 a 34.

La vuelta de los vestuarios encontró a Los Eternos con mayor volumen en ofensiva. Una buena utilización de las cortinas directas para liberar a los tiradores,valió para que Anthony Young se luciera con dos triples para equilibrar el marcador. En un equipo que anota mucho, pero que promedia 88 puntos en contra, la principal preocupación pasó por bajarle el goleo a un Gimnasia con muchas alternativas en ataque.

En ese sentido, fue interesante la labor de Andrés Ibarguen. El interno colombiano incomodó a De Vaughn e incluso ganó el duelo en los tableros con 8 rebotes (5 ofensivos), sumado a una fuerte caída hacia el aro que le valió puntos importantes (14).A pesar de una evidente merma en los porcentajes, dos triples oportunos le dieron las chance a Gimnasia de cerrar el cuarto al frente por la mínima por 56 a 55.

Con el marcador equilibrado, los últimos diez minutos iniciaron con un ritmo y efectividad similar al inicio del juego. Gimnasia encontró soluciones en el juego interior para seguir en partido, aunque los hilos del trámite los manejó Nicolás De Los Santos. El base no solo anotó (19) sino que encontró el tándem con Ibarguen que le permitió sacar una novedosa distancia de 7 (71-64).

Como un déja vu del último encuentro con victoria en Oliva, aquella moneda que parecía caer para el local, rápidamente mostró su otra cara. La jerarquía individual de los extranjeros de Gimnasia fue nuevamente la carta ganadora. La visita aprovechó la mano caliente de Joshua Webster, con dos triples y once puntos, sumado a otra daga de 6.75 de Nazione (15) y el juego interior de De Vaughn para establecer un categórico raid de 18 a 4 y sacar 6 de renta a falta de un minuto.

Riachuelo apostó a la heroica en las manos de Maldonado que sostuvo la ilusión con un triple e incluso tuvo el tiro del final para llevar el juego a tiempo suplementario, pero el aro fue esquivo en la última bola de la noche y Gimnasia volvió a disfrutar de un cierre no aptos para cardíacos que decretó la victoria por 82 a 79.

Síntesis:

Riachuelo (79): De Los Santos 19; Maldonado 12; Forestier 3; Ibarguen 19 y Young 12 (F.I) Maxwell 6; Arese 6, Beigier 2 y Fernández. D.T: Sebastián González.

Gimnasia (82): Toretta 11; Mariani 2; Webster 21; Nazione 15 y De Vaughn 20 F.I) Gramajo 5; Podestá 2; Chacón 2; Dato 2 y Stucky 2. D.T: Martín Villagrán.

Parciales: 21 - 21; 34 - 41 (13 - 20); 55 - 56 (21 - 15); 79 - 82 (24 - 26).
Árbitros: Juan Fernández - Alejandro Zanabone - Cristian Salguero.
Estadio: Superdomo, La Rioja.

Por Raúl Della Rosa/ @rauldellarosa

COMENTARIOS (0)

DEJA UN COMENTARIO