• 15-07-2024
  • Buenos Aires, 15°C

18 son mejores

Cuenta Daniel Jakuvovic, que una vez entrevistó al gran Kareem Abdul-Jabbar, y en ese momento llevaba puesta una gorra de los Boston Celtics, algo que no fue tan del agrado del legendario pivot de los Lakers.

Escribe el periodista de ESPN Adrian Wojnarowski, en su reciente columna con motivo del fallecimiento de Jerry West, que el “logo”, pese a su longeva carrera y al haber recorrido tanto dentro del mundo de la NBA, todavía seguía sintiendo bronca de ver tantos banners colgados del Garden bostoniano.

La de Celtics y Lakers es la rivalidad más grande en la historia de la NBA; por las batallas disputadas, por los jugadores que han sido partícipe de ellas y porque se discuten el reinado absoluto de la liga en cuanto a títulos. Hoy, el que da un paso al frente con el pecho bien inflado es el equipo de Massachusetts.

Tardó en llegar, pero se celebra a lo grande. Luego de 16 años Boston vuelve a gritar campeón de la NBA, logro más que merecido, no solo por la notoria diferencia que establecieron en la serie final ante los Dallas Mavericks (4-1), sino también porque se trató del moño a una temporada arrolladora, en la que fueron los número uno de la fase regular (registro de 64-18).

Y a pesar que los Boston Celtics sean el equipo con más campeonatos en la historia de la NBA, no es una tradición que se haya mantenido durante la historia reciente. De hecho, el equipo de Joe Mazzulla acaba de ponerle fin a la segunda sequía más larga de la franquicia sin títulos, brecha que comenzó en 2008; la más longeva es la que cortaron precisamente Kevin Garnett, Paul Pierce y compañía luego de 21 años. Es decir: De sus 18 anillos, los Celtics ganaron dos en los últimos 37 años.

Otra racha que se corta para siempre es la de Al Horford, quien hasta anoche era el jugador en actividad con mayor cantidad de partidos de playoff disputados sin ganar un campeonato: Pue tuvieron que pasar 186 veladas para que no se hable más del tema. Dentro de la lista de los diez también se encontraban Jaylen Brown (120) y Jason Tatum (113).

Pasó mucho tiempo, pero las rachas negativas están para cortarlas. A Boston le sobraron argumentos para demostrar que son el mejor equipo de la NBA, y lograron rubricarlo con una finales espléndidas. Salud campeones.

Sebastián Ciano
www.pickandroll.com.ar

COMENTARIOS (0)

DEJA UN COMENTARIO