Ingrese texto de busqueda

14/12/2016 00:20 | Especiales

@LNBRetro

Un tal Cleotis Brown

Si hubo un extranjero que jugó varias temporadas en diferentes clubes y dejó su huella en cada lugar por el que pasó, ese es Cleotis Brown. Hoy lo homenajeamos recordando un partido en el que jugó para Regatas Corrientes, en el 2005 ante River, y fue goleador de la noche.
Autor:Leonardo Chianese (@leodeflores)
Un tal Cleotis Brown

Notable despedida del año

Con mucha garra y corazón, Regatas Corrientes doblegó en tiempo suplementario por 108-98 a River Plate. Cabello tuvo dos libres para sellar la historia, pero falló y los dirigidos por Bualó no dejaron pasar la oportunidad. Cleotis Brown fue la figura. Boca pasará las fiestas más relajado con la segunda victoria seguida de local. Anoche superó a Estudiantes 88-78.

La primera lectura es que Regatas Corrientes le hizo frente a la presión de la mejor manera y despidió el año a lo grande. Fue con otro triunfo convincente y que tonifica el ánimo para empezar a encarrilar definitivamente la situación en la Liga Nacional de basquetbol 2005/06.

Mucho habrá que agradecerle a Sebastián Cabello, el ala pivote “millonario”, que falló dos libres clave a 3 segundos de finalizar los 40’ regulares. Pero también hay que hacer hincapié en el temple que mostró el equipo de Carlos Bualó cuando parecía que ya no tenía oportunidades de ‘revivir’ un partido que se inclinó a favor de la visita a partir del segundo tiempo.

Sin embargo, bajo la batuta de un Cleotis Brown determinante y con la sociedad de Chuckie Robinson (60 puntos entre ambos), los “remeros” pudieron desatar la alegría de las más de 2500 personas que se dieron cita en el Estadio de los Sueños.

El partido al inicio estuvo marcado por la movilidad del tándem Lábaque-Spillers, que permitió a River ponerse al frente 10-3 en poco más de dos minutos. A Regatas le costaba poner la pelota al poste bajo por la buena defensa “millonaria” y varias veces quedó expuesto al contragolpe. La mayor circulación de balón le facilitó las cosas a River ante un Regatas adormecido a la hora de marcar. Así y todo, con un triple de Brown cerró el primer cuarto sólo 20-25 abajo.

Y pronto se emparejó en el segundo período, porque Regatas dominaba el duelo aéreo (18-11 en rebotes). Pasar a defender en zona 2-3 le significó buenos dividendos al equipo del parque Mitre, ya que River tiró 1/8 triples. Dentro de un parcial de 13-4 (para pasar a ganar por diez, 46-36) en tres minutos, una tremenda volcada de Brown con el campo libre tras un recupero hizo poner de pie a toda la afición, que ovacionó al moreno norteamericano por la acrobática pirueta. River se vio perjudicado por la irritabilidad de Lábaque, quien se molestó con el árbitro Lorenzo porque le cobró una falta ofensiva. Sin embargo, la visita se repuso gracias al incisivo Spillers (40-46).

Pero Regatas salió concentrado en el reinicio y tomó una distancia de once (54-43) con 6 seguidos de Robinson. Lástima que la alegría duró un suspiro. Mázzaro despertó del letargo y se tornó imparable –Bualó rotó su marca entre Martínez, Oroná y Agudo– al punto que anotó sus 29 puntos en el segundo tiempo. River, además, mejoró su efectividad en triples (5/9) y metió un parcial de 18-4 hasta ponerse arriba un triple (61-58) faltando dos minutos para finalizar el tercer cuarto. Regatas se vio superado y perdió claridad en la ofensiva, aunque no que quitarle méritos a la defensa de su rival en ese lapso.

Lo único que abrigaba ciertas esperanzas en Regatas, al verse doce abajo (60-72) faltando nueve minutos era que los internos riverplatenses –Lyde, Burgos y Cabello– estaban con cuatro faltas todos. Y una ostensible mejoría de Salles (9), a quien acompañó Chuckie (cinco), lo puso de nuevo en partido al local (74-78 promediando el último período). Hasta que reingresó Mázzaro e hizo de las suyas (12 desde ese lapso). Parecía que River se lo llevaba cómodo cuando se adelantó 88-81 a escasos dos minutos. Pero Oroná no quiso rendirse antes de tiempo y aprovechó primero con dos libres por un técnico a la banca de River y después con un gran triple esquinado.

Entonces revivieron las esperanzas regatenses: 89-90 a 50”7 del final. Después el juego fue entrecortado y cada uno desperdició sus chances desde la línea de simples. Aunque más se habrá lamentado Cabello, quien tuvo todo para poner sentencia. Y a esa chance se aferró Regatas con uñas y dientes.

El suplementario, por cómo se dieron las cosas, daba la sensación lo tenía más entero anímicamente y encima, River ya no disponía de sus pivotes más importantes, Burgos y Lyde, por faltas. Así fue como le entregaron la responsabilidad a Brown cuando Salles también tuvo que dejar la cancha por llegar al límite de infracciones y el moreno norteamericano no lo desaprovechó. Asestó un triple que quebró definitivamente a River (100-92, a 1:50).

Después Chuckie y la eficacia de libres de Agudo (4/4) hicieron el resto hasta que el propio Brown hizo ‘explotar’ el estadio con otra volcada y extender el invicto de Regatas sobre River en la elite (3-0; aunque en el TNA el historial pertenece al “millonario”: 5-0).

Para Regatas esta serie de dos victorias (sumándole la otra, inobjetable, ante Ciclista Juninense) puede significar el punto de inflexión de una campaña que se tejió de manera irregular. Claro que el poder curativo de los triunfos todo lo puede.

Regatas Corrientes (108) (91): Hernando Salles (x) 14, Javier Martínez 11, Cleotis Brown 31, Chuckie Robinson 29, Alejandro Reinick 4 (FI); Gustavo Oroná 11, Edgardo Agudo 6 y Ricardo Centeno 2. DT: Carlos Bualó.

River Plate (98) (91): Bruno Lábaque 11, Julio Mázzaro 29, Maurice Spillers 23, Sebastián Cabello 5, Kevin Lyde (x) 11 (FI); Leopoldo Ruiz Moreno 4, Alejandro Burgos (x) 8, Enzo Caferatta 3 y Jorge Sánchez 4. DT: Mario Guzmán.

Parciales: 20-25, 46-40, 60-68 y 91-91.

Árbitros: Roberto Settembrini y Raúl Lorenzo.

Cancha: Estadio de los Sueños.

Fuente: Pick and Roll 23/12/2005.

»Lion O14/12/2016 13:04
El Gran Cleotis Brown: llegó a Quimsa cuando estaba en el TNA y fue, a mi modesto entender, sino el mejor uno de los 3 mejores extranjeros que tuvo la Fusión (mientras estuvo bien físicamente). Goleador y explosivo, daba gusto ir a la cancha para verlo jugar. Muy simpático y buena persona. Gran recuerdo para Clee.
Responder
90.0 %
10.0 %
»lapro15/12/2016 16:31
sin dudas, Cleotis fue uno de los mejores extranjeros que llegaron a Regatas, jugador completo basquetbolìsticamente hablando, se llenaba la cancha del parque para verlo jugar y no solamente durante los partidos sino durante los entrenamientos...
Responder
100 %
0 %