Ingrese texto de busqueda

07/03/2019 00:02 | Liga Nacional

Mi casa, mis reglas

Instituto fue muy superior en el segundo tiempo ante Regatas y se quedó con una nueva victoria en su cancha 94-80. La Gloria tuvo un gran tercer cuarto, buena efectividad de tres puntos y desde allí comenzó a gestar su victoria.
Autor:Juan Pablo Casas (@JPabloCasas)
Mi casa, mis reglas

Instituto mantiene su casa en orden. No sufrió derrotas en lo que va de la competencia y esta vez mostró todo su poderío ofensivo en el segundo tiempo para ganarle claramente el juego a Regatas de Corrientes 94 a 80.

La historia arrancó desordenada en el Sandrín, con dos equipos que no eran claros en las primeras ofensivas. A medida que el juego se fue acomodando para ambos lados, Instituto tomó las primeras opciones efectivas, con una penetración de Santiago Scala y más tarde una conversión de tres puntos del propio base para establecer el 5-0 con el que la Gloria se escapaba por primera vez en el partido.

Tras esa leve escapada en el marcador por parte del local, Regatas se logró asentar en el ataque y un Henriquez muy eficaz desde zonas externas, se convirtió en el motor del conjunto correntino, con cuatro triples en ese segmento. El nacido en Orlando fue el motor del bando visitante, que logró dar vuelta la situación y poner a su equipo al frente ante un Instituto que no lograba por ese entonces quebrar la resistencia defensiva de su rival.

Mi casa, mis reglas

Los cordobeses sólo lograron mantenerse en juego con el aporte de Facundo Piñero (sobre todo de tres puntos). Pero, Regatas logró tomar control del primer período y se fue al descanso corto con 5/8 desde larga distancia (62 por ciento) y un 15-23 para sellar los primeros diez minutos.

A la vuelta a la acción, Regatas volvió a mantener su dominio en el inicio del segundo cuarto. Smith, con un doble, tal como había ocurrido en el cierre del cuarto anterior, llevó la máxima a diez puntos (15-25 en los primeros treinta segundos).

Sin embargo, Instituto se levantó de ese mal momento en el juego y comenzó a limar la diferencia a fuerza de defensa y al movimiento de pelota, lo cual le garantizaba tomae opciones confiables de lanzamientos, con Scala que siguió siendo el conductor desde la efectividad.

Mi casa, mis reglas

El base anotó 20 puntos en el primer tiempo, con 6/6 en triples (cinco en el segundo cuarto) y llevó a La Gloria a retomar la ventaja en el marcador. El conjunto local tuvo una racha de 8-0 que le dio la ventaja nuevamente y dejó el marcador 35-32.

Así, el equipo dirigido por Facundo Müller fue estableciendo sus condiciones en el juego y cerró los números de la primera mitad 41-39 (26-16), dando una clara muestra de recuperación. El local aprovechó muy bien las pérdidas de su rival, marcando 13 puntos desde esos errores, algo que marcó por momentos el rumbo del partido.

En el tercer segmento, Instituto pasó a ser una topadora en el juego. En el ataque, encontró variantes, con González y Piñero, con sus aportes de tres puntos, que no dejaban extrañar la mira torcida de Scala en ese acto del partido.

Mi casa, mis reglas

La Gloria, además defendía de forma muy intensa y no dejaba acomodar a los internos de Regatas. Amicucci cubría a Cantón y Saiz era bien contenido por Piñero, quien hacía el doble trabajo de tomar su defensa y de estar expectante para saltar a la ayuda cada vez que la situación lo requirió.

El albirrojo anotó un parcial de 29 a 16 en ese tercer cuarto y el dueño de casa salió disparado en el marcador, tomando brechas altas en los números. Así, los de Müller se fueron al último descanso corto ganando el partido 70 a 55.

En el último cuarto, el equipo cordobés sólo se dedicó a ampliar la diferencia y a hacerse dueño del período y del partido. Whelan, desde la base, jugó e hizo jugar a sus compañeros, dándole puntos a un Instituto que seguía escapándose en el marcador, pese a que Regatas probaba con una defensa zonal, la cual liberaba a los lanzadores “albirrojos” para tomar decisiones desde larga distancia.

Mi casa, mis reglas

La Gloria llegó a tener la máxima ventaja a su favor de 23 puntos (81 a 53), cuando restaban poco más de siete minutos. A partir de ese momento, Regatas trató de limar de diferencia, con Henriquez que se mantenía activo en el ataque, pero que no era suficiente para la causa visitante.

Los de Corrientes llegaron a bajar la diferencia cuando el juego ya estaba definido, mientras González siguió acoplado en el ataque cordobés (17 puntos totales), siguiendo de cerca Scala, quien se quedó con 20 puntos, todos en la primera parte, siendo el propulsor del momento indicado de Instituto para empezar a torcer la historia a su favor.

Instituto ganó en casa, impuso sus condiciones y sus reglas. Venció a Regatas 94 a 80 y logró así, su éxito número 11 en condición de local.

Mi casa, mis reglas

Crónica: Juan Pablo Casas (@JPabloCasas) - Pick&Roll
Fotos: Prensa Instituto